Hemos conocido que un número limitado de frigoríficos Ikea podrían ser inseguros para los usuarios. El problema que presentan que es pueden dar descargas eléctricas.

El panel de la carcasa que está detrás de la puerta, situado en la parte superior se puede despegar o soltar. El riesgo de que se despegue esta carcasa es que puede dar descargas eléctricas.

La marca ha comunicado que no tiene noticias de que ningún consumidor haya sido afectado (por descargas eléctricas), pero prefiere reparar la posible avería de forma gratuita para sus clientes.

Solo están afectados los modelos fabricados entre el 1 de Noviembre de 2015 y el 20 de Febrero de 2016. En concreto, se trata del modelo Frigorífico/congelador Frostfri de Ikea.

La etiqueta que identifica la fecha de fabricación es de cuatro cifras. Los frigoríficos afectados son los se encuentran entre las fechas 1545 a 1607.

Fuente de la noticia, uco.org.

Comparte en tus redes sociales ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter